sábado, 23 de agosto de 2008

Go...!

Excelencia de la Ley de Dios. Parte 1

Excelencias de la ley de Dios

SALMO 119:97-104
¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.
Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, porque siempre están conmigo
Más que todos mis enseñadores he entendido, porque tus testimonios son mi meditación.
De todo mal camino contuve mis pies, para guardar tu palabra.
No me aparté de tus juicios, porque Tú me enseñaste.
¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.
De tus mandamientos he adquirido inteligencia; por tanto, he aborrecido todo camino de mentira..

SALMO 119:9-11
¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.
Con todo mi corazón te he buscado; no me dejes desviarme de tus mandamientos.
En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra Tí..

SALMO 119:18
Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley..

SALMO 119:41-45
Venga a mí tu misericordia, oh Jehová; tu salvación, conforme a tu dicho.
Y daré por respuesta a mi avergonzador, que en tu palabra he confiado.
No quites de mi boca en ningún tiempo la palabra de verdad, porque en tus juicios espero.
Guardaré tu ley siempre, para siempre y eternamente.
Y andaré en libertad, porque busqué tus mandamientos..

SALMO 119:105
Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino..

SALMO 119:129-130
Maravillosos son tus testimonios; por tanto, los ha guardado mi alma.
La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples..

SALMO 119:160
La suma de tu palabra es verdad, y eterno es todo juicio de tu justicia..

SALMO 119:162-165
Me regocijo en tu palabra como el que halla muchos despojos.
La mentira aborrezco y abomino; tu ley amo.
Siete veces al día te alabo a causa de tus justos juicios.
Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo.